Sek for Siyakula se pone como objetivo dibujar sonrisas sanas entre los pequeños

Expedición al colegio Siyakula en Qolweny, Sudáfrica

Los propósitos

Si el año pasado, los alumnos que viajaron a Qolweny para trabajar con los estudiantes de Siyakula desarrollaron un proyecto de salud ocular, comprobando qué menores necesitaban gafas, este año el objetivo es trabajar la salud bucodental. Es por ello, que como señala el director de SEK International School Alborán, Luis Carlos Jiménez, “este año se llevarán cepillos de dientes y pasta dentífrica y el objetivo es explicarles y enseñarles a los niños cómo se lleva a cabo una correcta higiene bucodental.

Sin embargo, la colaboración para la presente edición irá más allá, explica Luis Carlos, quien añade, que además se llevarán a cabo actividades con el coro del pueblo, realizarán clases de música con los chicos, les llevaremos nuevos equipos informáticos, realizaremos actividades deportivas en el pueblo, en definitiva, dinamizar la vida de unos niños durante una semana, «que nos están esperando como agua de mayo». Asimismo, para el huerto ecológico creado hace dos años tenemos el objetivo de contratar un desempleado del pueblo para que lo cuide. 

La visita de Ms. Norkweshi

Y así comenzó el séptimo viaje a Qolweny el pasado día 15 de febrero cuando recibimos en Almería la visita de Ms. Norkweshi, la  Directora de la Escuela de Siyakula, que recorrió 13.000 km desde Sudáfrica para estar con nosotros en la IV Gala Benéfica SEK for Siyakula que se celebró en el Hotel Golf Almerimar. Y durante la última semana de febrero, la expedición del proyecto SEK for Siyakula 2019 con Miss Caroline y D. Luis Carlos Jiménez al frente de un grupo de 8 alumnas, Mencía Bueso, Pilar Nieto, Lucía Martos, Laura Cara, Patricia Villegas, Elisa Smienk, Ángeles Martín y María Barten,  pudieron repetir la instantánea, pero esta vez en territorio sudafricano.

Una vez en Sudáfrica

Una vez allí los las necesidades superaron las expectativas con lo que el propósito inicial fue ampliado. Con la ayuda de todo lo recaudado en los diferentes eventos celebrados el pasado curso, pudo hacerse frente al pago de la nueva valla de la escuela de infantil; se ha sustituido anterior valla de tela metálica en mal estado y peligrosa, por una nueva de madera que supone una mejora importante en cuestión de sombra y sobre todo de seguridad para los alumnos más pequeños. Nuestras alumnas voluntarias se han encargado de las labores de pintura.

Otro de las iniciativas que han evolucionado respecto al propósito inicial ha sido el huerto ecológico, además de contratar a alguien previamente ha sido sembrado con tomates, pimientos, pepinos entre otras hortalizas y que se utilizarán una vez den sus frutos para la comida del almuerzo, a la vez que se sensibiliza a los alumnos de su cuidado y respeto.

En cuanto al aula IT para la escuela Siyakula, la directora del colegio Ms. Norkwhesi lleva desde el año 97 realizando una labor social impresionante con la escuela Infantil en la Township de Qwolweny. Actualmente cuenta con 130 alumnos en una pequeña escuela y soñaba con ampliar el horario de tarde para los alumnos que estudian educación primaria y no tienen ni dónde, ni los medios para poder estudiar por las tardes.

Y lo hacía con una sala dotada de conexión a Internet y unos ordenadores para que pudieran conectarse a la red y acceder a los recursos educativos que precisasen. Objetivo y sueño cumplido. Desde el día 25 de febrero, el colegio cuenta con un router portátil y cuatro ordenadores actualizados con el software de la Institución educativa SEK, con lo que se lleva a cabo un apartado importante en la mejora de la comunidad escolar y se ofrecen oportunidades para los alumnos y alumnas que quieran estudiar por las tardes.

Programa social, cultural y deportivo para nuestros alumnos

Y como no todo es trabajar, el proyecto SEK for Siyakula, aúna lo solidario, social y cultural con la aventura y el respeto al medio ambiente.

Nuestros compañeros han viajado a Sudáfrica vía Doha, donde pudieron visitar a sus homólogos en el colegio SEK Qatar, disfrutanto de una ciudad de nueva creación con museos y mercadillos callejeros y unas vistas anodinas. De ahí a la Ciudad del Cabo donde de igual forma han podido visitar los lugares más emblemáticos de la ciudad y degustar la gastronomía local en alguno de sus restaurantes.

Y ya en Plettemberg Bay, nadaron entre leones marinos, realizaron un safari fotográfico y de avistamiento de especies marinas.

Todo ello mezclado con las actividades solidarias del proyecto, conforman una experiencia inigualable.